OFTALMOPEDIATRÍA

CONTROLES DE RUTINA

  • Nacimiento: cuanto antes mejor. Todo recién nacido merece un examen que nos permita detectar a tiempo malformaciones congénitas, anomalías corneales. Si el recién nacido es prematuro los controles son urgentes, y obligatorios (desde el nacimiento y cuantas veces sea necesario hasta que el médico indique que el ojo del niño prematuro se a formado por completo) pudiendo el no hacerlo tener graves consecuencias visuales.
  • Entre los 6 meses y el año de vida.
  • 3-4 años.
  • Ingreso escolar.

PATOLOGÍAS MÁS FRECUENTES

El ojo vago o ambliopía, es cuando sin existir ninguna alteración de las estructuras del ojo, se presenta una disminución de la visión. Cuando una persona tiene un ojo vago, la visión de ese ojo no llega al 100% ni aun usando la mejor corrección óptica.

CAUSAS:
• ESTRABISMO = DESVIACIÓN OCULAR
• ANISOMETROPIA:
cuando hay una diferencia de graduación alta entre un ojo y el otro.
• DEPRIVACION: cuando hay algo que impide que las imágenes lleguen nítidamente a la retina: mal posición de los párpados, catarata congénita, cicatrices en la cornea, entre otras.

¿CóMO SE DIAGNOSTICA?
Con el control periódico, de acuerdo a las recomendaciones dadas.

¿TIENE TRATAMIENTO?
Si, se puede tratar. Es muy importante tratar esta alteracion visual a tiempo.
Desde los 6 meses hasta los 6-7 años de vida. Despues de este tiempo los resultados visuales son menos gratificantes.

¿CóMO SE TRATA?
• Parches
•Gafas
• Tratamiento de la causa que origine la ambliopia (ej. en algunas desviaciones oculares o en las cataratas congénitas el tratamiento debe ser quirúrgico).

Los defectos refractivos producen una mala visión por el desenfoque de los objetos en la retina.

Cuando el niño tiene MIOPIA, HIPERMETROPIA O ASTIGMATISMO, la imagen que llega al cerebro no es nítida.

Si no se corrigen, sus efectos son especialmente nocivos en los niños, ya que durante los primeros años de la vida es cuando se desarrolla la visión.

¿Cómo nos damos cuenta que nuestro hijo tiene este problema?
• Se acerca mucho a los objetos
• Se mueve de forma torpe
• No le llaman la atención las cosas lejanas
• En otras ocasiones, es en una revisión escolar o pediátrica cuando se detecta el problema.

La ptosis palpebral (párpados caídos) es un descenso del párpado superior que ocluye el globo ocular en una proporción variable. Cuando se produce antes de los 8 años, se llama ptosis palpebral infantil.

El ojo afectado, que no puede abrirse normalmente, no recibe los estímulos visuales adecuados y no desarrolla todo su potencial. Tiene riesgo de ambliopía.

• El 75 % de los casos son bilaterales.
• A partir de los 3 años se recomienda la cirugía.
• Antes de los 8 años el tratamiento evita la ambliopía. 

Es cuando un niño nace con el cristalino opaco y por lo tanto no le permite ver.

Las cataratas comprometen la visión si son totales, o centrales y de tamaño importante como para cubrir el área pupilar (área central del ojo a través de la cual entra la luz). Pueden afectar a uno o a los dos ojos, y pueden ser de distinta forma y tamaño.

Cuando son grandes y centrales, comprometen de manera importante la visión y deben ser tratadas quirúrgicamente de forma temprana.

Es un conjunto de enfermedades caracterizadas por la existencia de anomalías que provocan un aumento de la presión interna del ojo, dañando al nervio óptico, órgano encargado de transmitir la información visual al cerebro.

Se suele dar en los primeros meses de vida del niño o en la primera infancia (antes de los tres años). En ocasiones está ya presente desde el nacimiento. El glaucoma congénito tardío o juvenil se manifiesta a partir de los 3 años de edad y hasta la adolescencia, y es la forma menos frecuente.

La mayoría son esporádicos, pero un 10% pueden ser hereditarios.

El tratamiento es quirúrgico. Es fundamental tratarlo a tiempo para preservar visión.

Es una enfermedad producida por el anormal desarrollo de los vasos, y esta presente en un alto porcentaje de bebes prematuros.

¿QUÉ LA PRODUCE?
Son múltiples los factores de riesgo. Principalmente la exposición al oxígeno y el bajo peso al nacer. Cuando más pequeños y de menos peso sean los bebés mayor riesgo de desarrollarla.

¿CUÁLES SON SUS CONSECUENCIAS?
Los casos graves que no sean tratados, pueden generar perdida de la visión por desprendimiento de retina.

¿TIENE TRATAMIENTO?
Si, existen tratamientos con inyección de sustancias antiangiogénicas y tratamiento láser. El tratamiento adecuado y a tiempo, preserva la visión en la mayoría de los casos.  

Las lágrimas se fabrican en unas glándulas que tenemos debajo de los párpados. Luego, salen de los ojos a través de los conductos lagrimales, que drenan las lagrimas a la nariz. Cuando un conducto lagrimal está obstruido (y no drena bien), las lágrimas se acumulan en la superficie de los ojos y el ojo lagrimea. 

¿QUE ES LA OBSTRUCCION LAGRIMAL CONGENITA?
Muchos bebés nacen con los conductos lagrimales obstruidos. Las obstrucciones de los conductos lagrimales en los bebés suelen remitir con poco o ningún tipo de tratamiento cuando el niño tiene alrededor de un año de edad. Si esto no sucede es necesario una intervención para explorar y desobstruir el conducto. 

Es la perdida del paralelismo de los ojos de modo que cada uno mira en una dirección. El 4% de los niños lo padecen.
Existen distintos tipos y cada uno tiene sus características clínicas, edad de comienzo, pronóstico y tratamiento.

¿A QUÉ PUEDE DEBERSE?
• Mal control del alineamiento ocular por el cerebro.
• A la asociación con un defecto refractivo, comúnmente HIPERMETROPIA.
• Hay otras cosas menos frecuentes pero mas graves el oftalmólogo debe descartar. 

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?
• Es fundamental tratar la ambliopía que puede generar el ojo desviado. Un ojo que desvía, no fija, no se estimula y se convierte en ojo vago.
• El tratamiento puede ser clínico, con parche y/o anteojos, y muchas veces requiere cirugía.  

RAZONES PARA LIMITAR EL USO DE PANTALLAS

  • Predispone la aparición de ojo seco.
  • Puede desencadenar o agravar problemas tales como la miopia, o el estrabismo.
  • Limita su capacidad de relacionarse interpersonalmente.
  • Altera su ciclo de descanso, por exceso de estimulos visuales.
  • Las horas de sedentarismo elevan el riesgo de padecer obesidad.
  • Se expone a altas radiaciones.
  • Limita su desarrollo cerebral (imaginacion y creativida).
  • Mayor riesgo de padecer ansiedad infantil.
Niños con tablet. Oftalmopediatría

CONSULTAS Y TURNOS

(+54 9) 298 440 6833

Whatsapp - Solo mensajes escritos.

(0298) 442-0192 / 4277

Teléfonos

Hipolito Yrigoyen 499, General Roca.

Dirección

Lunes a Viernes de 8:30 a 18:00 hs

Días y horarios de atención